Compartir

Este martes 25 de abril será el regreso de la tercera temporada de The Flash, con un episodio en el que Barry hará un viaje al futuro para tratar de encontrarle sentido a la bomba de tiempo que está en el presente.

Gracias al trato que hizo con el villano del último episodio emitido Abra Kadabra, Barry se enteró que, en efecto, Savitar es la ruina para Iris y para él mismo. Aunque finalmente, el mago nunca soltó nada en concreto sobre la identidad de Savitar, Barry viaja al 2024 con la esperanza de encontrar respuestas. Lo primero que encuentra, sin embargo, es a su futuro yo, todavía conmocionado por la trágica y brutal muerte de Iris.

«Verán una versión de un Barry Allen mayor que realmente nunca ha superado la muerte de Iris West», dijo Candice Patton.

El Barry del futuro «es un tipo que lo ha perdido todo», dijo Grant Gustin a TVLine. El episodio fue hecho para parecer polvoriento, desolado y en mal estado. Con un guiño a ese lío, «Barry se ve bastante similar – está en ruinas», dijo Gustin. No se ve bien.

Devastado por la pérdida del amor de su vida, este Barry luce «totalmente solo», hasta que su pasado llega, poniendo en escena doble Gustin. «Son muchas escenas con Barry y Barry, y son escenas muy emotivas de ambos lados» dijo el actor.

Para Gustin, que interpretó a su doppelganger brevemente durante la primera visita de la serie a Tierra-2, interpretar a un Barry más viejo no fue exactamente lo mismo que cuando Stephen Amell de la serie hermana Arrow interpretó un Oliver Queen mucho más viejo y gruñón en Legends Of Tomorrow. El futuro de Barry es «unos ocho años más viejo, lo que en cierto modo lo hizo más difícil para mí, porque no era como, ‘Esta es mi recién horneada versión más vieja'», señaló. Todos ellos dijeron: «Fueron algunas de las escenas más desafiantes que he hecho – no sólo este año, en toda la serie, porque soy mi propio compañero de escena».

Gustin se pone a trabajar junto a otros miembros del elenco en las escenas de 2024, ya que Barry «se encuentra con la versión mayor de Cisco (Carlos Valdés), que lo conduce a través del futuro para ver el lugar donde se encuentra todo el mundo». Y comprensivamente, Barry no era la única vida sacudida por el asesinato de Iris. Uno no necesita mirar más allá de las imágenes del padre de la intrépida periodista, Joe (Jesse L. Martin), en su tumba futura, para sentir el peso de la pérdida de un padre. Patton dijo: «Todo el mundo está cambiado por eso».