Compartir

¡Saludos Terrícolas! Esta es una nueva reseña del episodio 19 de esta temporada de Supergirl. Mi nombre es Pam y aquí hablaremos de la Chica de Acero. No olviden comentar.

¡Alerta! Posibles spoilers. No te pierdas de ver cómo Maggie y Kara resuelven el conflicto de Alex.

La relación amorosa entre Alex y Maggie está cada vez más sólida y en momentos de combatir el crimen, la hermana superpoderosa no siempre logra la victoria de la manera políticamente correcta.

El episodio comienza con un enfrentamiento de ¿celos? entre Maggie y Kara. Pero a los pocos minutos el secuestro de Alex lo intensifica todo. Ambas están en el mismo incierto camino con el objetivo de rescatarla. Sin embargo, hay un misterio que resolver porque el villano del día, Rick Malverne, pretende chantajearlas intercambiando la vida de Alex por la liberación de su padre que está en prisión por homicidio.

El espectador se sumerge así en un caso casi copia de Saw, Malverne quiere que el Team Supergirl coopere y liberen a su padre. Pero Supergirl pareciera perder los estribos y sin consultar al equipo avanza sola, a veces, erróneamente.

La música y el sonido grave nos envuelve en un escenario de misterio y terror. El espectador tampoco sabe dónde está Alex. Malverne es un villano muy bien construido: canalizó su dolor interior e inestabilidad muy bien, jugándolo como un hombre que parece tranquilo en el exterior, pero es en secreto impulsado por una infancia de abuso y tormento. Es tan increíble este personaje que de alguna manera, Hoflin lo hizo creíble, independientemente.

Malverne sacó las mejores actuaciones de Melissa Benoist y Floriana Lima. Fue estupendo ver a sus personajes concentrados sobre su amor mutuo hacia Alex. Claramente, Kara y Maggie han traspasado el punto de amistad y se han acercado lo suficiente como para sentirse más cómodas emitiendo sus quejas entre ellas. Quizás la cólera temprana de Maggie en Kara se sintiera un poco exagerada, pero jugó muy bien en la idea de que Kara, por muy bien intencionada que sea, causa más problemas de los que resuelve corriendo precipitadamente hacia el peligro.

A lo largo del episodio logramos encontrar a Kara como un personaje vulnerable y vengativo simultáneamente. Esta dualidad habla muy bien del trabajo de Benoist. Por otro lado, si bien Alex no estuvo pateando traseros, supo demostrar sus habilidades para mantenerse con vida hasta el último minuto.

El final emotivo Sanvers cerró el agobio (aunque no tan convincente) con una escena de todo el equipo «salvando el día». No hablamos de Mon-El porque no aportó nada a la historia, ni de James/Guardian porque no apareció.

Por otro lado, encontramos a Lena en el camino irreversible a convertirse en una Luthor. La alianza con Rhea, una Teri Hatcher seductora y convincente para hacer negocios, parece ser el puntapié para abrirle paso a la maldición Luthor.

Mientras todo este drama se desarrollaba, los escritores también continuaron sentando las bases para el final de la segunda temporada en términos de la alianza entre Lena Luthor y la reina Rhea. Salvo cualquier acontecimiento de última hora, está bastante claro que Lillian Luthor, Jeremiah Danvers, Hank Henshaw y todos los demás negocios de Cadmus están siendo relegados hasta una temporada posterior. La falta de concentración esta temporada ha sido extraña, pero en este momento podemos ver un desarrollo final más claro.

 

Compartir
Artículo anteriorHora Cero: Crisis En El Tiempo
Artículo siguienteREVIEW: The Flash 3×20 «I Know Who You Are»
Pam
Amante de Superman y fan del Arrowverse. Me encanta escribir y ver series. A veces paso el tiempo haciendo música. Comunicóloga, argentina.

1 Comentario

  1. I do not even know how I ended up here, but I thought this post was good. I do not know who you are but definitely you’re going to a famous blogger if you are not already 😉 Cheers!

Comments are closed.