Compartir

¡Bienvenidos nuevamente, Speedsters! Mi nombre es Pam y los invito a que repasemos juntos el último episodio de The Flash.

Si nos ponemos a pensar en las escenas divertidas y alegres de esta temporada de The Flash, el capítulo 22 las tiene todas (sin olvidar el crossover musical). Pareciera que nosotros también viajamos en el tiempo y nos encontramos con un Barry Allen de la primera temporada.

¡Alerta Spoilers! Corre a ver el episodio en nuestra web.

En el principio, la verdad sobre el origen de Barry/Savitar es develado. Esto pudo haber generado muchas confusiones entre los espectadores pero lo que tenemos claro es que es un remanente temporal de Flash que sobrevivió en el enfrentamiento con Savitar en el futuro y que a su vez, por estar inmerso en la depresión y el abandono, él mismo, el remanente, regresa al pasado, viaja al presente y al futuro para convertirse en un dios: Savitar. ¿Cómo puede ser esto posible? No trae una respuesta lógica sino la de un bucle hasta el infinito (gracias al Doc Brown, esto nos parece familiar). Para más respuestas, visita la fanpage de Facebook de The Flash Universe donde te explicamos con una infografía el bucle «Barritar».

Luego de esto, el Team Flash tomó la drástica decisión de impedirle a Barry tener recuerdos para que tampoco los tenga Savitar. Pero algo salió mal y Barry no reconocía ni siquiera su propio nombre. Esas escenas de amnesia fueron las más divertidas. Grant, una vez más, desarrolló su multifacética actuación personificando a un Barry (Bart, apodo que elige para llamarse durante su pérdida de memoria) alegre, sin preocupaciones, sin cargas que llevar, sin recuerdos dolorosos, sin oscuridad en su alma, algo torpe y también payaso. El clima se prestó para hacer bromas como la de Wally hermano de Barry y la foto de Barry con un look algo peculiar. Este episodio fue un aire fresco para la tensión que veníamos viviendo semana a semana desentrañando el misterio de Savitar y la irremplazable pérdida de Caitlin subsumida en Killer Frost. Pero podría decirse que la historia que necesitábamos ver para solucionar la cuestión primordial, salvar la vida de Iris, solo ocupó pocos minutos.

El personaje a destacar fue el papel que cumplió Iris en cuanto a aceptar a un Barry desmemoriado y sin dolor del pasado pero que no es el mismo, y en tanto a impulsar a Flash a utilizar de nuevo sus poderes olvidados. Su rol crucial nos indica que Barry Allen no solo está hecho de recuerdos trágicos y oscuros. La motivación de Barry para ser Flash y salvar a la ciudad viene de la mano del amor de su vida, Iris West. De esto no hay dudas. Iris juega un papel muy importante en la vida de Barry como así también en la de Flash.

Por otra parte, la científica Tracy Brand ya se encuentra trabajando para el equipo desarrollando el arma que los va a ayudar a detener a Savitar. Junto a HR (otra vez un Wells como mentor) pudo confiar en sus conocimientos para vencer la baja autoestima con la que llegó. Algunas escenas cargadas de mucha química entre estos dos añadió más emoción al episodio.

Por último, Killer Frost vuelve al cortex. Sin embargo, su motivo es interesado debido a que si Barry no recuerda nada del pasado, Savitar, su dios, tampoco. Necesita del Team Flash para recomponer la situación pero se nota que tiene un conflicto interno con Caitlin quien todavía sigue allí aunque en menor medida. Su corazón de hielo la posee y le hace decir cosas hirientes a Julian, Cisco y Barry. Pero un guiño de los directores nos da esperanzas para volver a creer en el regreso de Caitlin debajo de todo ese frío.

Ya nos deshicimos de las dudas sobre Savitar. Ahora queremos saber cómo lo van a detener. No te pierdas la promo del próximo episodio donde regresarán dos queridos (y odiados) personajes.